jueves, mayo 30, 2024
Locales

Touch incierto para una App que no despierta la conciencia

Escrito por: MIGUEL IVAN FRIAS JIMENEZ
Capitán del Ejército de República Dominicana
Psicólogo Industrial y Especialista en Terapia y Psicometría.

Hoy en día vivimos en una sociedad que a menudo insulta a aquellos que no comparten su punto de vista, es preocupante observar cómo incluso figuras respetadas como premios Nobel son objeto de críticas y desprecio por expresar opiniones divergentes por parte de individuos que su ortografía está limitada a emojis. La intolerancia hacia la diversidad de ideas plantea interrogantes sobre la verdadera libertad de expresión en el mundo actual. ¿A qué rumbo nos lleva este sistema?

El amor en la era moderna ha tomado un giro inesperado, con la llegada de aplicaciones de citas que ofrecen la posibilidad de encontrar el amor enlatado. La conveniencia de deslizar a través de perfiles y chatear desde la comodidad del hogar ha transformado la forma en que las personas se conectan, aunque algunos cuestionan si esta nueva dinámica realmente fomenta relaciones significativas.

Asimismo, la noción de tener amigos en las redes sociales y desconocidos en casa refleja el paradójico sentido de cercanía y distancia que caracteriza las relaciones en línea. La facilidad con la que se pueden establecer conexiones virtuales contrasta con la dificultad de cultivar amistades profundas y significativas en la vida real.

En este contexto, surge la reflexión sobre la autenticidad y la profundidad en las relaciones humanas. ¿Es el amor enlatado una solución válida para encontrar conexiones genuinas? ¿Cómo podemos fomentar un entorno donde se valore el respeto mutuo y la diversidad de opiniones? Estas preguntas nos invitan a considerar el papel que desempeñamos individualmente para construir relaciones significativas en un mundo cada vez más interconectado pero a menudo superficial.