jueves, mayo 30, 2024
Opinion

El rol de los seguidores en apoyo a los políticos; Más que un Juego de Imágenes

Por: Martha Ogando
Periodista

En el proceso previo a las elecciones presidenciales y congresuales del 19 de mayo de 2024, las redes sociales se han convertido en un campo de batalla político donde los flyers y los rostros de los seguidores son más visibles que los propios candidatos que apoyan y ni hablar de las vallas publicitarias en las calles. Esta dinámica plantea interrogantes sobre el verdadero interés de algunos actores políticos y la influencia que pueden ejercer en la población.

El panorama digital se ha saturado de imágenes de personas respaldando a diferentes candidatos, a menudo eclipsando la presencia de los propios aspirantes. Esta estrategia, aparentemente inocua, tiene el potencial de crear confusión en la población a la hora de votar. ¿Cuál es el verdadero mensaje detrás de estas imágenes? ¿Se trata simplemente de mostrar apoyo o hay intereses más profundos en juego?

Analizando esta situación, es evidente que algunas personas están utilizando su visibilidad en las redes sociales para influir en el proceso electoral. El protagonismo de estas figuras puede generar una percepción distorsionada sobre la popularidad y el respaldo real de los candidatos, lo que dificulta la toma de decisiones informadas por parte de los votantes.

Además, el bombardeo constante de imágenes y mensajes políticos en las redes sociales puede contribuir a la desinformación y la polarización de la opinión pública. Los ciudadanos se ven inundados por una marea de contenido político, donde es difícil discernir entre la verdad y la manipulación.

En este contexto, es fundamental que los votantes ejerzan un pensamiento crítico y se informen de manera independiente sobre las propuestas y plataformas de los candidatos. No debemos permitir que las estrategias de imagen y las campañas de influencia distorsionen nuestra percepción de la realidad política.

En conclusión, el fenómeno de las imágenes de apoyo en las redes sociales durante el proceso electoral plantea importantes cuestionamientos sobre la transparencia, la ética y la responsabilidad en la arena política. Más allá de las caras visibles en las vallas y los flyers, es necesario buscar la verdad detrás de las imágenes y ejercer nuestro derecho al voto de manera informada y reflexiva.