jueves, mayo 30, 2024
Opinion

EL VIGÍA DEL VALLE

El busto de Juan Pablo Duarte, ubicado en la cúspide del Pico Duarte, no solo es un símbolo de la independencia dominicana, sino que también desempeña un papel crucial en la protección del Valle de San Juan y su hermosa fauna y ecosistema. Desde su privilegiada posición, el busto observa y vigila atentamente todo lo que ocurre en esta región.

El Valle de San Juan es un lugar de una belleza natural impresionante, con una gran diversidad de especies animales y vegetales. Sin embargo, también enfrenta desafíos en términos de conservación y protección ambiental. Es aquí donde el busto de Juan Pablo Duarte entra en acción como un guardián silencioso.

Desde lo alto del Pico Duarte, este vigía tiene una visión panorámica del valle y sus alrededores. Observa los cambios estacionales, los movimientos migratorios de las aves y cualquier actividad humana que pueda amenazar la integridad del ecosistema. Esta vigilancia constante permite tomar medidas preventivas para preservar la riqueza natural del valle.

Además de su función como observador, el busto de Juan Pablo Duarte también inspira a las personas a cuidar y proteger el Valle de San Juan. Su presencia imponente recuerda a todos los visitantes la importancia de ser responsables con el medio ambiente. Invita a reflexionar sobre nuestras acciones y cómo pueden impactar positiva o negativamente en la naturaleza que nos rodea.

Tenemos todos la gran responsabilidad de también representar los valores y principios que Juan Pablo Duarte defendió durante su vida: amor por la patria, compromiso con la libertad y el respeto hacia la naturaleza. Su figura nos recuerda que la protección del Valle de San Juan no es solo una tarea individual, sino una responsabilidad colectiva.

En resumen, el busto de nuestro vigía en la cúspide del Pico Duarte cumple un rol fundamental en la protección del Valle de San Juan. Como observador y guardián silencioso, vigila el valle y su hermosa fauna y ecosistema. Además, inspira a las personas a cuidar y preservar este tesoro natural con celos y amor, dónde nos lleve hacer un vigía también.

por: MIGUEL IVAN FRIAS JIMENEZ
Capitán del Ejército de República Dominicana
Psicólogo Industrial y Especialista en Terapia y Psicometría.